¿Dónde está... el "gobierno del cambio"?

Pasado ya el ecuador de la legislatura podemos concluir que el tan anunciado “cambio” que tanto se vendía en mayo de 2015 ha quedado en humo. Al igual que en el ámbito estatal, el PSOE se muestra como un sostén, quizás ligeramente más social, pero de un mismo modo de entender y poner en práctica la política.

28 meses después nos encontramos con un gobierno que no acaba de enfrentarse al problema de la deuda más que contrayendo nuevos préstamos. La municipalización de servicios se ha quedado estancada parcialmente en la Concejalía de Deportes, mientras la precariedad y los beneficios privados son las dos caras de la moneda del resto de servicios que siguen externalizados (recogida de residuos, mantenimiento, etc.). La lucha contra el desempleo encalló la pasada legislatura, el gobierno actual no ve más medidas que prolongar el cortoplacista e insuficiente Plan de Empleo del PP. La limitación de salarios, necesaria no solo por razones presupuestarias, sino por la razón obvia de que quien no padece los problemas cotidianos del pueblo se vuelve inútil para representarlo, fue una idea que se esfumó entorno al día 1 de la legistlatura.

Pero este gobierno no viene solo. Los dos concejales de la desfederada y en proceso de extinción IUCM que cogobiernan como única manera de sobrevivir al menos 4 años más en política institucional. El concejal no adscrito que llegó aupado por una voluntad política de izquierdas y transformadora a la que traicionó, para convertirse de facto en un “liberado” de Protección Civil dejando sus supuestas labores de oposición en un muy segundo plano. Arganda Sí Puede, partido expulsado de Podemos, también parece malvender su apoyo al gobierno local con alguna que otra medida como unos Presupuestos Participativos insuficientes y sin participación. Ciudadanos, por contra, parece centrar su labor en visitar cada badén desgastado, valla rota, contenedor dañado… mientras grandes problemas del municipio siguen sin solución.

28 meses han dado para muchas promesas, que sumadas a los programas electorales forman un interesante cúmulo de propuestas no realizadas que nos llevan también a preguntarnos:

¿Dónde está…
la remunicipalización de servicios?
el rocódromo?
el Consejo de la Juventud?
la Casa de las Asociaciones?
la rehabilitación de las pistas de la Poveda?
las medidas contra el desempleo?
la mejora de los polígonos industriales?
el comedor social municipal?
la limitación de salarios a miembros de la corporación?
el pleno municipal en horario de tarde?
el conjunto de viviendas destinadas a mujeres víctima de violencia de género?
el Centro de Planificación Familiar?
la nueva escuela infantil?
la autogeneración de energía de los edificios públicos?
el Portal Municipal de Transparencia?
la auditoría de la Gürtel?
el paquete de medidas de apoyo al comercio local?
la bolsa de vivienda social?
la reapertura del Conservatorio?
la creación de espacios deportivos de libre acceso?
las ligas deportivas locales?
el plan de contingencias respecto a las empresas peligrosas del municipio?