IUArganda Afíliate

Los resultados del pasado 26 de mayo ciertamente fueron un duro golpe de realidad para la izquierda alternativa.

Es necesario analizar el 28 de abril como antecedente de las elecciones municipales y autonómicas, en las cuales descendió notablemente la participación. La amenaza de la ultraderecha dio como resultado un ascenso del voto “del miedo” y “útil” a un PSOE que había logrado dar una imagen renovada de alternativa real, reforzada por “decretos sociales” firmados a regañadientes por la presión de Unidas Podemos (en especial la subida del salario mínimo).

Además, los problemas de reciente división interna en los espacios a la izquierda del PSOE (donde sea que éste realmente esté) crearon ciertamente la desilusión en cientos de miles de personas que anteriormente habían apostado por el espacio de Izquierda Unida y Podemos. Su decisión fue, como muestran los datos, la abstención o el refugio en el voto al PSOE.

Para terminar, la relajación del voto del miedo tras el resultado de las generales provocó un nuevo descenso de la participación de izquierdas y en barrios populares, frente un ascenso en barrios privilegiados.

Tanto el 28A como 26M, a nivel comunidades y local, se ha repetido esta tónica general. A excepción del sur de España, donde la coalición Adelante Andalucía ha mejorado sus resultados regionales y municipales respecto a 2015, siendo primera fuerza en 55 municipios y donde. Izquierda Unida por su parte, ha mejorado el número neto de diputados regionales y concejales en todo el país, tanto dentro como fuera de las coaliciones.

En Arganda, el espacio de la izquierda “crítica” o “alternativa” restó 2.800 votos respecto a 2015. A pesar de esto, nuestra coalición electoral, Unidas Podemos Izquierda Unida Equo ha aguantado mejor la debacle al perder solo 400 votos respecto a los comicios anteriores. Todo gracias al intenso trabajo de nuestra militancia y simpatizantes a quienes agradecemos su esfuerzo y compromiso. La ley electoral sin embargo nos ha vuelto a dejar con una sola concejal, a un coste de 1.507 votos frente a los 800 que han costado los del PSOE.

A pie de calle son habituales las críticas acerca de cómo debería haber actuado la izquierda y las lamentaciones de que no haya una mayor unidad. Muchas de estas críticas y lamentaciones son absolutamente legítimas, pero unos malos resultados no nos pueden llevar a una situación de parálisis, ni a quedarnos en nuestras sedes lamiéndonos las heridas.

Para revertir esta situación y seguir planteando una manera diferente de hacer política, defender los servicios públicos bajo amenaza, para reconstruir una opción política desde abajo y desde la izquierda que pueda optar al gobierno a medio plazo… hay varias claves que debemos considerar ante el largo ciclo sin comicios por delante:

Hay política más allá de las elecciones.

Siempre hemos sido conscientes de que, al margen de quien gobierne, es fundamental un pueblo organizado y con capacidad de presionar a las instituciones, que a menudo priorizan los intereses de la minoría o caen en el malgobierno del despilfarro o la dejadez. Debemos promover la organización social frente a las carencias de Arganda y su región. Allá donde haya un barrio sin infraestructuras, un servicio público amenazado por recortes, una operación urbanística que pretenda malvender suelo público… debemos estar ahí para concienciar, organizar, movilizar y, en definitiva, presionar al poder público para que el interés general sea siempre lo primero.

Debemos construir con base firme el espacio de izquierda alternativa,

que es hoy Unidas Podemos. Entramos en un debate interno que analice en qué hemos fallado, qué puentes pueden establecerse entre las diferentes corrientes, cómo responder mejor ante las problemáticas de la mayoría social… Quizás algunos liderazgos deban ser cambiados, quizás debamos emular a las compañeras andaluzas en la construcción de un auténtico espacio de unidad democrática. Y para ello…

Tu participación es más necesaria que nunca.

A ti ciudadan@ crític@, que ves cómo crece la riqueza al ritmo que el abismo de la desigualdad; a ti que sabes que ideologías de otros tiempos persiguen nuevos retrocesos en las conquistas sociales; a ti que no llegas a final o a principio de mes, que te afectan largas listas de espera, que no encuentras alquiler asequible… A ti nos dirigimos, porque para lograr un cambio necesitamos ser más, manos y mentes. Elige el partido o movimiento más afín, el que sea. Afíliate o hazte simpatizante. Comparte tu inquietud por cambiar la sociedad, la carga de la presión social y tu idea de cómo hay que organizarse. Es momento de tomar partido a través de lo que nos une. Para la izquierda, la crítica siempre será un principio fundamental, del mismo modo que lo es el trabajo y el compromiso. Si queremos que las opciones políticas en las que creemos progresen, se encaminen hacia donde queremos y lleguen a más y más personas… necesitamos formar parte de ellas aportando nuestro céntimo. Cada uno marca la diferencia.

La asamblea local de Izquierda Unida Arganda orientará su actividad durante los próximos 4 años hacia una labor de oposición activa, encuadrada en la coalición Unidas Podemos Izquierda Unida Equo. Nuestro Programa es y será la guía de nuestra actividad, en busca de una Arganda más moderna, democrática, feminista, igualitaria, respetuosa… en definitiva, una ciudad en la que podamos sentirnos orgullosas y orgullosos de vivir.

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”
(Eduardo Galeano)

En nombre de la Asamblea de Izquierda Unida Arganda:

Marc Blanes Saumell:

Miembro de la Comisión Colegiada y Coportavoz de la Asamblea de IUArganda

Marta Cobos Serrano:

Miembro de la Comisión Colegiada de la Asamblea de IUArganda

Izquierda Unida Arganda
Arganda, a 12 de junio de 2019